Donald Trump acusa a demócratas de querer inundar EEUU con indocumentados y amenazó con cerrar el gobierno de no llegarse a un acuerdo en el presupuesto de gastos para el gobierno federal. 

Horas antes de reunirse con líderes demócratas del Congreso sobre leyes pendientes de aprobación, el presidente Donald Trump afirmó este martes que no ve manera de evitar un cierre del gobierno el mes próximo, en un esfuerzo por extraer concesiones de los demócratas a cambio del “Dream Act”.

Desde su cuenta en Twitter, Trump dijo: afirmó que, a su juicio, el problema es que los principales líderes demócratas del Congreso, el senador Charles Schumer y la legisladora Nancy Pelosi, “quieren que los inmigrantes ilegales inunden nuestro país sin control, son débiles contra el Crímen y quieren ELEVAR sustancialmente los impuestos”.

El Congreso tiene plazo hasta el próximo 8 de diciembre para aprobar una ley de gastos para el gobierno federal, o arriesgar un cierre del gobierno, si bien se mantendrían las operaciones vitales para la seguridad nacional.

Los demócratas han exigido que el Congreso incluya en una legislación de obligada aprobación el “Dream Act”, una medida bipartidista para la eventual legalización de los “Dreamers”, ahora que la Administración ha iniciado la cancelación del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

Algunos legisladores demócratas, como Luis Gutiérrez y Adrián Espaillat, han amenazado con votar en contra de la ley de gastos si ésta no  incluye el “Dream Act”.

A su vez, los republicanos han insistido en que la ley de gastos no tendrá el “Dream Act”, y reiteran su exigencia de fondos para el muro fronterizo y para aumentar la vigilancia fronteriza.  En el vaivén de recriminaciones, los demócratas replican que no harán trueque de “muro por Dreamers”.

Si bien el “Dream Act” tiene apoyo de algunos conservadores, su inclusión en una ley de gastos sería una estrategia arriesgada para los republicanos. De hecho, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha dicho que una legislación sobre el futuro de los “DACAmentados” tiene que debatirse por sí sola y sobre sus méritos, sin anclarla a otros proyectos.

Ryan también ha dicho que Trump ha dado plazo hasta el 5 de marzo de 2018 para encontrar una solución al “DACA”, por lo que todavía hay margen para negociar.

 

Con información parcial de Maria Peña de La Opinión.