La retórica anti inmigrante de Donald Trump volvió hoy a brillar luego que el mandatario arremetiera contra las propias leyes de EEUU acusándolas en Twitter de ser una broma.

El presidente criticó las leyes migratorias de su propio país por “débiles” y dijo que México y Honduras, entre otros, las aprovechan para “mandar a mucha de su gente”.

“Por muy ridículo que suene, las leyes de nuestro país no nos permiten mandar fácilmente de vuelta a aquellos que cruzan nuestra frontera sur”, dijo Trump en un mensaje publicado en Twitter.

“México y Canadá tienen leyes migratorias más duras, mientras las nuestras son una broma de (Barack) Obama. Congreso, actúa”, añadió el presidente.

Trump publicó este mensaje el mismo día en el que se supo que su Gobierno impondrá a los jueces de inmigración cuotas anuales de casos a resolver para acelerar las deportaciones.

En un segundo mensaje, Trump acusó a algunos de sus aliados en Latinoamérica de aprovechar el sistema migratorio estadounidense.

“Honduras, México y muchos otros países con los que EEUU es muy generoso, mandan a mucha de su gente a nuestro país a través de nuestras débiles políticas migratorias. Están llegando caravanas”, afirmó el presidente.

Trump instó al Congreso a aprobar “leyes duras” y a facilitarle la construcción del muro en la frontera con México.

Tercer día de ataques

Este martes, el presidente Donald Trump continuó sus ataques en Twitter contra los inmigrantes indocumentados y amenazó tanto el futuro rumbo del tratado comercial con México como la ayuda estadounidense a Honduras y otros países por las “caravanas” que se aproximan a la frontera sur.

“La gran Caravana de Gente de Honduras, que ahora cruza México y se encamina a nuestra frontera de “Leyes Débiles”, es mejor que sea frenada antes de que llegue allá. El NAFTA que es fuente de ingresos está en juego, así como la ayuda exterior a Honduras y los países que permiten que esto ocurra. El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!”, dijo Trump.

El mandatario se refería a la marcha de unos 1,500 migrantes centroamericanos, la mayoría de Honduras, organizada por el grupo “Pueblo Sin Fronteras” para llamar la atención sobre la violencia que sigue generando un gran éxodo de personas hacia EEUU.

La “caravana” tiene previsto llegar hasta puntos de control en la frontera sur de EEUU para fines de mes, y se prevé que muchos de los migrantes soliciten asilo, como lo permiten tanto las leyes de EEUU como el derecho internacional.