El presidente Donald Trump declaró este domingo estado de catástrofe natural para Florida, una medida que permite desbloquear fondos y medios federales suplementarios para socorrer a la península, azotada por el gigantesco huracán Irma.

Los fondos federales incluyen “subvenciones para el arrendamiento temporal y la reparación de hogares, créditos de bajo costo para cubrir las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas de ayuda a particulares y propietarios de negocios para que se repongan de los efectos del desastre”, señaló la Casa Blanca.

“Es un huracán duro, como saben mejor que nadie. La Guardia Costera ha sido increíble. Han oído lo que han estado haciendo justo en el medio de la tormenta”, comentó el presidente Donald Trump quién aseguro que muy pronto visitara Florida.

Irma tocó tierra por primera vez el domingo en la mañana en los cayos de Florida, provocando serios daños. Luego se dirigió a la costa oeste del estado, donde nuevamente tocó tierra en la tarde del domingo.

El huracán Irma se debilitó a una tormenta de categoría dos, perdiendo técnicamente su estatus de huracán mayor, al tocar tierra en el suroeste de Florida. El meteoro recorre la costa en dirección norte.

A pesar de debilitarse sus vientos continuar siendo una amenaza y la constante lluvia esta generando inundaciones.