Este lunes llegó a un récord de 2,149 casos positivos, la cifra más alto desde el inicio de la pandemia.

Este es el 14 día consecutivo que los contagios reportados a diario rompen récord en el estado.  La tasa de positivos rondea el 6.85%, el más alto en este momento en la región, y unas 1,046 personas se encuentran internadas en hospitales por complicaciones vinculadas al virus. Solo en las últimas 24 horas, 61 pacientes han sido hospitalizados.

“Usar mascarilla es la única forma de mantenernos seguros” afirmó el gobernador de Maryland, Larry Hogan, en una conferencia de prensa este martes en donde anunció nuevas restricciones para comercios, restaurantes, gimnasios, iglesias y recordó que es obligatorio el uso de mascarilla o covertor facial en el estado.

Los lugares de comida en el estado tendrán que cerrar sus puertas a las 10 p.m. Limitar el servicio a un 25% dentro de su capacidad. Las iglesias, los gimnasios y las tiendas deberán limitar su capacidad al 50% y exigir a sus visitantes el uso de mascarillas.

El rastreo de contactos ha mostrado un gran aumento en los casos relacionados con bares y restaurantes, dijo Hogan, y agregó que ha habido cada vez más informes de que el incumplimiento de los protocolos de salud pública cae “después de las 10 en punto, después de beber mucho tiempo en un bar”.

Adicionalmente, ya no se permitirá que fanáticos asistan a eventos deportivos en estadios, circuitos o pistas.

Las visitas al hospital están suspendidas, con excepciones para pacientes que están muriendo, dando a luz, son menores de edad o tienen discapacidades. Se insta a los médicos y hospitales a evitar la admisión de pacientes para procedimientos electivos, especialmente si pueden requerir cuidados intensivos, tratamiento con respirador o rehabilitación hospitalaria.

Las visitas a hogares de ancianos están suspendidas, excepto en casos que involucren “atención compasiva”. En esos casos, los visitantes deben mostrar una prueba de coronavirus negativa reciente. Los asilos de ancianos deben evaluar a los residentes semanalmente ya los empleados dos veces por semana.

Maryland ya está en la “zona roja” en lo que respecta los indicadores de coronavirus, indicó Hogan. Los hospitales están alcanzando su máxima capacidad, por ello las nuevas restricciones entran en efecto este viernes a las 5 pm y tratar de reducir los contagios cuando se acerca el Día de Gracias.

“Esto no es la gripe. No son noticias falsas. No va a desaparecer por arte de magia solo porque estemos cansados y queremos recuperar nuestra vida normal “, advirtió Hogan. “Estamos en una guerra en este momento y el virus está ganando. Ahora, más que nunca, le suplico a la gente de nuestro estado que se unan un poco más para ayudarnos a combatir este virus emergente”. afirmó.