La Corte Suprema decidió este lunes revisar el caso del veto migratorio que impedía la entrada por 90 días a personas de seis países de mayoría musulmana. 

En una decisión unánime, el máximo tribunal de justicia le da vía libre al gobierno para que niegue la entrada al país, individuos procedentes de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, respetando las excepciones por 90 días.

De inmediato el Departamento de Seguridad Nacional emitió un comunicado de prensa, especificando que se pondrán en contacto con el Departamento de Justicia a fin de proceder con la implementación de la orden.

En resumen permite que el gobierno niegue la entrada al país de individuos que no tengan familiares en Estados Unidos. También se verán afectadas las personas que no hayan tramitado aún su ingreso para asumir un puesto de trabajo.

La Corte escuchará a las partes el próximo mes de octubre.

Donald Trump en la firma de su Orden Ejecutiva

El presidente Donald Trump firmó el pasado 6 de marzo su decreto migratorio que prohíbe la concesión de visados a ciudadanos de Siria, Irán, Libia, Yemen, Somalia y Sudán, y sacó a Irak de los países que estaban en el primer veto migratorio.