Incorpora hábitos sanos a tu vida y sentirás el cambio. Recuerda “eres lo que comes”

Argumentos como “no tengo tiempo para cocinar”, “no sé cocinar” o “comer sano sale caro” son solo excusas para optar por la comida chatarra, sabrosa pero pesada y con un alto porcentaje de grasas.

Toma nota de los 10 consejos que te proponemos a continuación y que te serán sumamente útiles para alimentarte correctamente y tener un estilo de vida diferente.

1) Fija horarios para tus comidas

Lo ideal es que puedas fijar horarios para las cuatro comidas principales del día. Marcar horarios y respetarlos será un gran primer paso para comenzar a ser más saludable.

2) Realiza ejercicio 

Lo ideal es que puedas hacerlo cuatro veces por semana y por unos 40 minutos.

3) Bebe agua en el día

Recuerda que los refrescos o gaseosas son muy azucaradas y tienen muchas calorías.

4) Consume carnes con bajo aporte graso

Puedes comer carne de pollo, pavo, pescado.

5) Consume frutas y verduras

Para que te gusten, indaga sobre la forma en que te parecen más gustosas para cocinar y degustar.

 6) Recuerda la regla CCF

(Calidad, cantidad y frecuencia): No existen alimentos malos, sólo debes saber combinarlos a la hora de ingerirlos, para que no te comas una bomba de calorías.

7) Disminuye las calorías

Al reducir 100 calorías en tu ingesta diaria de alimentos, puedes perder hasta 4.5 kilos en un año. Por ejemplo, remplaza una taza de crema por una de sopa de verduras o consomé; además, omite el consumo de queso en las hamburguesas, sándwiches o ensaladas.

8) Sustituye lo frito por lo asado

Evita los alimentos fritos o que se cocinen con mucho aceite, en su lugar ingiere platillos hechos en parrilla, al horno o hervidos.

9) Elige las grasas adecuadas:

Cambia las opciones de lácteos bajos en grasas y elige opciones saludables para el corazón tales como las insaturadas (aceite de canola, oliva y maní).

10) Recuerda que es tú cuerpo

Tú cuerpo es el único que te acompaña las 24 horas del día y de ti depende la calidad de vida que deseas tener, una vida saludable y activa o bien puedes optar por una vida sedentaria y con quebrantos de salud.