La congresista estadounidense de origen guatemalteco, Norma Torres, fue reelegida este martes por tercer periodo consecutivo para representar al distrito 35 de California ante el Congreso de los EE. UU.

Los californianos le dieron a Torres el 67.6 por ciento de votos -58 mil 982- contra el 32.4 por ciento para su rival republicano Christian Valiente -28 mil 282-. La guatemalteca repetirá por otros dos años como representante del distrito 35 de California.

Norma Torres hizo historia en noviembre del 2014 al convertirse en la primera centroamericana en ser electa congresista de los EE. UU., cuando venció a la también candidata demócrata Christina Gagnier, 60 a 40 por ciento.

Previamente, la congresista fue alcaldesa de  la ciudad de Pomona y luego senadora de la Asamblea Estatal de California.

Originaria de un área rural de Escuintla, Torres migró a los 5 años a EE. UU., después de que su padre, Samuel Barillas, un extrabajador del ingenio El Salto, la envió con un tío a aquel país al enterarse de que la mamá padecía una grave enfermedad del corazón.

En una ocasión, Torres contó que de niña pensó que se trataba de un paseo hasta que abordó un avión de México a EE. UU. y ya no regresó sino hasta de adulta.

Apoyo a la CICIG

Torres ha sido una de las congresistas más activas en el Congreso de EE. UU. en cuanto a los temas que conciernen a Guatemala y al Triángulo Norte de Centroamérica.

Ha cuestionado, por ejemplo, la posición del gobierno de Jimmy Morales en cuanto a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), y ha mostrado públicamente su respaldo al comisionado Iván Velásquez.

Además, también impulsó una enmienda a la Ley de Autorización de Defensa la cual ordena la creación de un listado de políticos corruptos de Guatemala, El Salvador y Honduras, que debe ser del conocimiento del Congreso de aquel país, así como un informe sobre narcóticos, corrupción y financiamiento de campañas ilícitas.

Con información de Prensa Libre