Un juez de Maryland condenó a 11 meses y medio de cárcel por infringir las leyes migratorias del país al guatemalteco Jose Ortiz Morales, acusado de participar en 1982 en la matanza de la localidad rural guatemalteca de Dos Erres, donde murieron más de 200 personas.

Maryland,

Jose Ortíz Morales llegó a EEUU de manera ilegal a través de la frontera con México y después viajó a los estados de Maryland y Virginia, limítrofes con Washington y donde residió durante muchos años, según documentos judiciales de la corte del Distrito con sede en la ciudad de Baltimore, donde fue juzgado.

Las autoridades descubrieron que Morales se encontraba en su territorio cuando el acusado presentó unos formularios para acceder a la ciudadanía estadounidense el 13 de julio de 2006.

En esos documentos, que se realizan bajo juramento, Morales aseguró que nunca había formado parte de ningún grupo criminal, cuando en realidad en Guatemala está acusado de graves delitos contra los derechos humanos, incluidos aquellos perpetrados durante la matanza de Dos Erres, en la que murieron más de 200 personas.

Dos erres

La masacre en la localidad de Dos Erres, en el departamento norteño de Petén, fue ejecutada por militares y kaibiles, grupo de elite de las Fuerzas Armadas de Guatemala, durante el Gobierno del exdictador José Efraín Ríos Montt (1982-1983) y en el contexto del conflicto armado que sufrió Guatemala entre 1960 y 1996.

El 6 y 8 de diciembre de 1982, los kaibiles ejecutaron actos de suma crueldad contra la población, perpetraron violaciones, usaron la tortura para sus interrogatorios y se valieron de armas de fuego, granadas y objetos contundentes para asesinar a los campesinos.

Como Estados Unidos no puede juzgar lo ocurrido en otro país, lo que hicieron las autoridades fue enjuiciar a Morales por violar las leyes migratorias estadounidenses.

Por esos hechos, el exmilitar firmó una declaración de culpabilidad el 25 de mayo de 2017.

En esa declaración, Morales reconoció que, en 1980, se alistó a las Fuerzas Armadas de Guatemala y, posteriormente, cuando tenía unos 20 años, se unió a las filas de una unidad de los kaibiles localizada en el departamento de Petén y acusada de participar en la masacre de Dos Erres.

Morales tendrá que cumplir ahora la pena en EEUU y, posteriormente, se abrirá un proceso para extraditarle a Guatemala.

Familiares de las víctimas de la Masacre de las Dos Erres buscan entre algunas pertenencias para identificar a sus parientes.
Foto: Prensa Libre.

Con información de ICE y Justice Department Baltimore