Ante la crisis económica en Estados Unidos generada por el COVID19, el supermercado Megamart organizó una jornada de ayuda en sus 10 tiendas ubicadas en Maryland, Virginia y Washington, D.C.

Cientos de personas acudieron al llamado en su mayoría personas inmigrantes que no están recibiendo ayuda del gobierno federal. La bolsa valorada en $30.00 proveía productos básicos.

El cierre de negocios no esenciales ha generadó que cientos de toneladas de alimentos se esten tirando a la basura por la poca demanda. El presidente Donald Trump anunció que el gobierno está listo para abrir y reactivar la economía.