Guatemala cerró el 2017  con una nueva marca en el ingreso de divisas por remesas familiares, con lo que ese indicador se convierte en un pilar para la economía según informa el periódico local Prensa Libre. 

El Banco de Guatemala recibió US$8 mil 192.20 millones (Q60 mil 130 millones) de divisas por concepto de remesas familiares durante el 2017 y mantuvo una nueva marca de ingresos.

Las transferencias monetarias se incrementaron en US$1 mil 32 millones en 2017, con respecto al 2016.

Las remesas representan un 11% del producto interno bruto (PIB) y en las política monetaria, cambiaria y crediticia para 2018, se proyecta un crecimiento de 10.3%.

El efecto Donald Trump 

De acuerdo a expertos en tema migratorio, las políticas antimigratorias por la llegada de un nuevo gobierno en los Estados Unidos, influyó el aumento de las remesas.

El pasado 8 de enero el gobierno estadounidense decidió renovar por última vez el programa de Protección Temporal, conocido como TPS, del cual son beneficiarios la comunidad salvadoreña.