En seis casas de seguridad se encontraron a 128 migrantes guatemaltecos, 86 hondureños, 11 salvadoreños, 3 nicaragüenses y 1 mexicano. Dentro de este grupo había 109 menores de edad.

Un total de 229 migrantes provenientes de Centroamérica y México fueron detenidos en unas casas de seguridad del nororiental estado de Tamaulipas, donde esperaban para cruzar a Estados Unidos, informaron hoy fuentes oficiales.

En el operativo, las autoridades también detuvieron a otros seis individuos, “probables responsables del delito de tráfico de personas y los que pudieran derivar de este hecho”,señaló en un comunicado el Grupo de Coordinación Tamaulipas, formado por instituciones de seguridad federales y estatales.

La localización de los migrantes, los cuales se hallaban “en situación de hacinamiento”, se dio en varias acciones desarrolladas entre la noche del pasado viernes y la tarde del sábado.

“Varios de los centroamericanos indocumentados señalaron que llegaron a Matamoros en trailers”, y algunos aseguraron haber hecho pagos de 4,000 dólares para su traslado desde el sur de México, aseveró el Grupo de Coordinación.

Elementos militares, con el apoyo de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) y de la Coordinación Estatal Antisecuestros, revisaron varias casas de la fronteriza ciudad de Matamoros, como respuesta a una denuncia anónima.

Los presuntos traficantes y los extranjeros fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Instituto Nacional de Migración (INM), respectivamente, “para las investigaciones y trámites administrativos correspondientes”.

Miles de indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano con rumbo a EEUU, un recorrido en el que están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.

Con información de La Opinion