En Texas la Patrulla Fronteriza confirmó un aumento de menores no acompañados cruzando la frontera, poniendo su vida en manos de los coyotes.

El caso más reciente en el Valle del Río Grande fue de un bebé de tan solo 7 meses de nacido que llegó a la frontera con su hermano de 13 años hacia la zona de Hidalgo, Texas.

“Estos agentes se dieron cuenta que la mamá abandonó a este niño de 13 y al de meses hace como tres semanas,” dijo Hermann Rivera, agente de la Patrulla Fronteriza.

El hecho ocurrió la noche del sábado en una zona cerca de Hidalgo, en Texas, donde agentes fronterizos detuvieron a un grupo de 17 personas. La mayoría eran menores que viajaban solos. Un coyote los cruzó en balsa por el Río Grande y les indicó que siguieran su camino hacia EEUU, reportó la dependencia.

Se desconoce si los menores fueron enviados a un albergue gestionado por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados o si fueron deportados de forma acelerada. Esta última medida ha sido tomada por el gobierno desde marzo tras la declaración de una emergencia sanitaria y el cierre de la frontera. Ha sido fuertemente criticada por las organizaciones de derechos humanos porque se viola el debido proceso migratorio al no permitirles ni siquiera solicitar asilo.

Desde ese 20 de marzo, la Patrulla Fronteriza ha expulsado a 147,601 personas, incluyendo más de 8,500 niños que viajaban solos.

Casas de Seguridad

En otro opertativo de la Patrulla Fronteriza en conjunto con otras agencias ingresaron a dos escondites en Edimburgo, Texas; lo que llevó al descubrimiento y arresto de más de 40 extranjeros, todos habían ingresado de forma irregular a Estados Unidos. Los agentes los identificaron como de los países de Guatemala, México y El Salvador.

De acuerdo a las autoridades, los inmigrantes serán procesados y deportados. Se desconoce si serán expulsados a México o retornados a su país de origen.

Foto: CBP
Síguenos

2 days ago

ElPaís502

René Corado, de lustrar zapatos durante su niñez en Guatemala, a Director del Museo de Aves más grande del mundo, en Oxnard, California. See MoreSee Less

View on Facebook