Las operaciones, denominadas “Safe City” (Ciudad Segura) fueron parte de un esfuerzo a nivel nacional que dejaron 498 detenidos de 42 nacionalidades, informó la agencia federal.

Durante cuatro días agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)  se enfocó en ciudades “santuario” donde sus agentes no tienen acceso a cárceles para revisar el estatus migratorio de los reos o donde las autoridades locales no honran los pedidos de retención migratorios.

Un comunicado difundido por la agencia federal, señala que fueron tras individuos que “han violado las leyes migratorias de Estados Unidos, dando prioridad a aquellos con convicciones criminales, cargos criminales pendientes, pandilleros y sus socios”, así como fugitivos migratorios.

“Jurisdicciones santuario que no honran las retenciones o nos permiten acceso a las cárceles y prisiones están protegiendo a inmigrantes criminales del enjuiciamiento migratorio y creando un imán para la inmigración ilegal”, detalló Tom Homan, Director de ICE. “Como resultado, ICE se ve forzado a dedicar más recursos para realizar arrestos en masa en estas comunidades”.

En total, ICE arrestó a 101 inmigrantes en Los Ángeles, 107 en Philadelphia, 63 en Denver, 45 en Nueva York y 33 en Portland, Oregon, 28 en Baltimore, Cook County Illinois 30; Santa Clara, California 27; Washington, DC 14 y en Massachusetts, 50 personas detenidas.

En Denver, un ciudadano de Guatemala con situación migratoria irregular fue detenido por las autoridades, quienes aseguran que el guatemalteco había sido condenado previamente por varios delitos entre ellos, manejar bajo la influencia del alcohol, abuso infantil, agresión y acoso por violencia doméstica.
De hecho, ICE indicó que 317 de los 498 detenidos en estos operativos tenían convicciones criminales previas.